Zonas Más y Menos Dolorosas donde Tatuarte

El tatuaje duele…, la vida duele…. Son hechos empíricos que no nos deben de llevar al desánimo, Tu puedes  pasar por ello sin problemas, seguro.

Un tatuaje salvo que sea en una zona muy sensible, se puede llevar muy bien, es cierto que es una molestia, claro está el tatuador tiene que introducir el pigmento en tu piel con una aguja…..algo debes de sentir sino estarías muerto.

El tatuador puede decirte donde combina mejor el tatuaje elegido e indicarte si esas zonas es más dolorosas una que otras pero quien debe de elegir la zona tienes que ser tú y debes de elegir por la belleza del tatuaje combinando con la zona, no por el nivel de dolor, hacer el tatuaje es un momento, el resultado es de por vida.

Cada persona es un mundo, con una sensibilidad diferente al dolor.. El dolor acaba siendo una fase más en la realización de tu obra de arte que marcara tu cuerpo para siempre.

Como bien sabemos, hay zonas en el cuerpo que son más susceptibles al daño que otras, pero si ese tatuaje en específico nos tiene obsesionados, nada debe detenerte para conseguirlo.

Las mejores zonas para tatuarse

Si estás pensando en hacerte tu primer tatuaje pero no estás seguro de soportar el dolor, quizás deberías hacértelo en alguno de estos lugares del cuerpo. Las mejores zonas para hacerse un tatuaje en cuanto a menor nivel de dolor es donde la piel tiene musculo y no esta pegada al hueso, esta más tersa, no flácida. En las piernas y brazos son los lugares menos molestos. Apenas sientes la aguja.

  • Espalda – zona mitad superior
  • Brazo – Antebrazo
  • Pierna – Gemelo y Muslo

Los lugares más dolorosos para hacerse un tatuaje

Las  zonas con un grado de dolor más alto en la mayoría de los casos. Zonas donde el nivel de tejido es menor, el dolor se vuelve intenso.

  • En la axila y la zona del triceps
  • Costillas y estómago
  • Pezones
  • Empeine y espinilla
  • En el rostro
  • Rodilla parte posterior o Corva y el codo
  • Mulos cara interior

Algunos consejos para evitar el dolor

  • Elegir un buen tatuador. Tatuarse es un arte.
  • Usar cremas anestésicos que calman el dolor (pregunta antes a tu tatuador, no todos lo permites, ya que acartona la piel)
  • Consultar con el tatuador el diseño y la zona, para cuadrar lo mejor posible zona y tatuaje.
  • Ves acompañado a la sesión o llévate el móvil para entretenerte si piensas en otra cosa y no en el tattoo, duele menos.
  • Cuanto más pequeño y sencillo sea un tatuaje, menos doloroso será. Los diseños grandes y detallados duelen mucho más.
  • Los tatuajes de un solo color son menos dolorosos y se hacen en menos tiempo que los multicolores.
  • Las áreas de color sólido duelen más, tienen más trabajo ya que hay que meter más pigmento.

Está claro que nadie espera no pasar por cierto grado de dolor al hacerse un tatuaje. Pero si es verdad que hay zonas más dolorosas que otras. Aunque remarcamos que cada persona tiene una sensibilidad diferente.

Como hemos comentado la vida duele y la vivimos sin querer irnos de ella por lo tanto un tatuaje no es nada comparado con toda una vida y lo que podrás disfrutar para siempre de tu obra de arte.

Entradas relacionadas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *